Acusan de facturero a ¡proveedor del SAT!

Óscar Moreno, dueño de la empresa Productos y Servicios de Durango S.A. de C.V (Prosedeusa) despertó el 6 de septiembre con la sorpresa de que el presidente Andrés Manuel López Obrador exhibió a su firma como una emisora de facturas falsas.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario mostró, en pantalla una lámina donde se documentaban gastos de la administración de Enrique Peña Nieto, para un vuelo presidencial el 6 de julio de 2018 por $216,804 pesos por papel higiénico y detergente neutro para manos y cuerpo e indicó que le entregarían las facturas de dichos gastos a los reporteros.

Uno de estos documentos era de Prosedeusa.

“Definitivamente el que en México, la gente que hacemos las cosas legalmente y crecemos con la cultura del esfuerzo, el presidente López Obrador nos señale sin bases y sin hacer una investigación (…), estoy muy enojado”, afirmó Moreno.

“Este es el mayor desprestigio moral que puedo tener (…). El daño comercial que me pudieron haber hecho a mí, que todavía no lo alcanzo a valorar, pues hasta que pase el tiempo y empiece a ver si clientes se retiran, si algunos clientes me dejan de comprar, inclusive hasta los mismos proveedores”, agregó.

El también presidente de la Comisión Anticorrupción de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), en Durango, mostró su constancia fiscal y la opinión Positiva de cumplimiento que le expide el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El Senado votó el 10 de septiembre y envío para su discusión y aprobación a Cámara de Diputados una iniciativa de ley que equipara la emisión y/o recepción de facturas falsas con el delito de crimen organizado y lo sanciona con cárcel, a discreción del SAT.

Debido a que la determinación de si una factura es original o falsa es discrecional por parte del SAT, diversos especialistas fiscales y la iniciativa privada han venido advirtiendo que puede convertirse en una herramienta de terrorismo fiscal.

#YAENSERIO