Catedrático y ex secretario de Salud

Los cambios que se pretenden a la Ley General de Salud son preocupantes, advierte Salomón Chertorivski, porque no hay un diagnóstico que los sustenten y porque pareciera que se pretenden aprobar en fast-track.

Para el académico del CIDE y ex secretario de Salud, la principal preocupación en la reforma que envió el Ejecutivo federal, a través de Morena, es que no se sabe cuál es la situación que se pretende mejorar en el sector.

“Preocupa porque las reformas que se pretenden no parten de un diagnóstico; no hay un diagnóstico de cuál es la situación que se pretende mejorar y por qué lo que se propone será realmente mejor”, sostiene en una colaboración para DICES.

Otra preocupación, advierte, es que se pretende desaparecer el Seguro Popular, que en años pasados otorgó diversos beneficios para 53.5 millones de mexicanos que no tenían acceso a la salud.

Además, lo que se propone en la reforma no toma en cuenta que ya existe un mecanismo muy preciso de cómo se financia, mismo que se elimina y se vuelve a la discrecionalidad.

Y también se desaparece el Fondo de Protección para Gasto Catastrófico, que son los recursos que se utilizan para atender las enfermedades de más alto costo para el sistema público de salud.

Chertorivski considera que, en los cambios hay que ir paso a paso y no pretender un fast-track, porque podría haber consecuencias muy importantes.

“Y como dicen las abuelitas: con la salud no se juega”.

#OpinaenDICES