Que ganen los niños, no los dirigentes

Con las nuevas leyes en materia educativa, la elección de maestros estará sometida a la decisión de líderes sindicales. Con esta medida, se da lugar a prácticas irregulares tales como sobornos y compadrazgos. De esta forma se está vulnerando el derecho de niñas y niños a tener a los mejores maestros dando clases.

Por otra parte, con esta reforma, la responsabilidad del mantenimiento de los planteles educativos será compartida entre padres de familia y el gobierno, con lo que se pone en peligro la seguridad en las escuelas. 

Los derechos de las y los maestros también serán vulnerados al haber una preferencia por los egresados de las escuelas normales superiores. Por otra parte, serán aquellos que obtengan el visto bueno del sindicato quienes puedan obtener las posiciones frente a grupo y no los más preparados. Ambas medidas son imparciales. 

Para frenar dicha reforma, se invita a la población que exijan a sus legisladores votos a favor de la educación de calidad, cuyo principal objetivo sea la mejor formación de las nuevas generaciones.

#TÚQUÉDICES