#TÚQUÉDICES Pemex, al borde de la basura

Pemex está muy cerca de quedarse sin grado de inversión lo que convertiría sus títulos en el mercado en bonos basura.

El viernes pasado, 3 de abril, Fitch le quitó este grado, con lo que se convirtió en la primera de las tres grandes calificadoras en dejar como bonos basura los valores de Pemex.

La compañía mexicana goza de poca flexibilidad para navegar por la recesión que vive la industria petrolera con su elevada carga fiscal, argumentó Fitch.

Desde marzo pasado, los precios del crudo cayeron por disputas entre Arabia Saudita y Rusia, lo que ha reducido sus ingresos.

Además, Pemex tiene muy complicado el panorama pues su enorme deuda y su desventajoso régimen fiscal le han hecho depender de los apoyos del gobierno para sacar adelante su plan de inversión.

La crisis del Coronavirus también puede limitar la llegada de nuevos apoyos.

Ya en marzo pasado, Standar & Poor’s degradó la calificación de Pemex a BBB con perspectiva negativa, principalmente por la situación adversa que enfrentará el país y en particular la petrolera con la crisis del COVID-19.

Se halla a dos niveles de convertir los bonos de Pemex en basura.

Lo delicado viene ahora con la próxima calificación de Moody’s.

La calificadora mantiene a Pemex en perspectiva negativa y está a sólo un grado de considerar sus valores de deuda como basura.

Se veredicto lo tiene que dar en junio próximo.

#TÚQUÉDICES?