#TÚQUÉDICES APOYAN A IP MÉXICO PINTA RAYA

Mientras otros países destinan grandes recursos públicos para apoyar a empresas y sacrificar ingresos ante una emergencia sanitaria, en México no se contemplan planes concretos.

La pandemia del coronavirus ha desencadenado una crisis económica que crece como una avalancha.

De acuerdo con CABI Economics, Estados Unidos aplicó 8,300 millones de dólares para la investigación de vacunas contra el Covid-19, evitar la propagación del virus, masificar las pruebas, beneficiar a los desempleados, pagos asistenciales por ausencia laboral por salud y emergencia nacional.

Europa, convertido en el epicentro de la pandemia, invirtió 750 mil millones de euros entre España, Francia y Alemania, para limitar el devastador impacto económico de la propagación del coronavirus entre familias, trabajadores y empresas.

Como no se sabe por cuánto tiempo se pueda extender la pandemia, es difícil para las autoridades calcular cuánto dinero pueden inyectar en las economías y qué medidas de emergencia pueden poner en práctica para mitigar los efectos más inmediatos en los ingresos de las personas.

En Chile, se inyectaron 11,750 millones de dólares para reforzar el sistema de salud, pago a proveedores, proteger los ingresos familiares, puestos de trabajo y empresas que los generan.

#TÚQUÉDICES?