Redacción #Dices

Si no se hace nada por detener el crecimiento de la desigualdad, las turbas con horcas arremeterán contra los millonarios, como lo ha probado la historia una y otra vez, asegura Nick Hanauer. 

Hanauer es uno de los empresarios más exitosos del mundo, se autodefine como parte del selecto uno por ciento de personas que pertenecen a la plutocracia; es decir, la clase más rica del mundo.

NICK HANAUER

Durante una conferencia que se difundió por YouTube, expone que hacia el futuro intuye turbas enojadas con horcas, porque mientras los plutócratas gozan de una vida llena de lujos y comodidades, el otro 99 por ciento de los habitantes del mundo se rezagan cada vez más.

“La desigualdad hoy está en máximos históricos y empeora día a día (…) Ninguna sociedad libre y abierta puede soportar este aumento en la desigualdad económica. No ha ocurrido, no hay ejemplos», asegura.

NICK HANAUER

Hanauer explica que su argumento responde a un razonamiento económico que muestra que el crecimiento de la desigualdad es terrible para una sociedad, para el gobierno y para los negocios; en última instancia, autodestructiva.

La economía se debe entender como un ecosistema que necesita ciclos de retroalimentación entre sus componentes, entre los clientes y las empresas.

Es por eso que mejorar los salarios hace que mejore la demanda de las empresas, lo que incrementa también el empleo. Un ciclo virtuoso que incrementa la prosperidad, justo lo que falta en la economía actual.  

Por ello, insta a fortalecer la clase media, dado que el crecimiento de una economía capitalista está vinculado con su eficacia para encontrar soluciones.

“Sólo una clase media próspera puede mantener una economía nacional fuerte”

Los millonarios deben alejarse de la idea de que cuanto mejor le vaya a la plutocracia, mejor le irá a todos los demás. No es cierto, asegura, la clase media es la fuente de crecimiento y prosperidad: Cuando los trabajadores tienen más dinero, los comercios tienen más clientes y necesitan más empleados.

Afirma que aumentar el salario mínimo (como lo promueve Coparmex desde hace años con su propuesta de una nueva cultura salarial) no es una locura, sino una política económica lógica que fortalece a los países y genera crecimiento sostenible.

Ante este escenario, Hanauer llama a adoptar el “nuevo capitalismo” en el que se invierte en la clase media y en los trabajadores para hacer la economía más justa e incluyente; en el que se busca disminuir el tamaño del gobierno, pero no a través de recortar los programas de asistencia a los más pobres, sino asegurando que los trabajadores ganen lo suficiente como para que no necesiten estos programas.

“La tarea de las democracias es maximizar la inclusión de la multitud para crear prosperidad y no permitir que unos pocos acumulen dinero”, afirma.

El pasado 7 de noviembre, en la conferencia matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a este charla de Hanauer, a quien calificó como un empresario con dimensión social, y con la reflexión de que, cuando se acumula mucho en pocas manos, provoca ingobernabilidad, confrontación y violencia.

AMLO
#TÚQUÉDICES