Megacontratos con «aval» presidencial

La pandemia desató una oleada de contratos para adquirir respiradores artificiales, mejor conocidos como “ventiladores”, sin licitar; es decir, sin buscar competidores para elegir una mejor opción, pero con aval del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

“Todos los negocios jugosos que se hacen en el país, negocios de corrupción, llevan el visto bueno del presidente de la República. Para que esto quede claro, no es que ‘no lo sabía el señor presidente’ o ‘es que el señor presidente tiene buenas intenciones, pero lo engañan, lo traicionan, no le ayudan’. Mentira. El presidente de México tiene toda la información que se necesita, o es cómplice o se hace de la vista gorda”, dijo el mandatario el 14 de enero de 2019.

Una de las compras fue la que hizo la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hidalgo, que adquirió 20 ventiladores por 31 millones de pesos a Cyber Robotics, empresa del hijo de Manuel Bartlett, León Manuel Bartlett Díaz. Este precio equivale a 85 por ciento más caro que el que manejan otros proveedores.

Otro caso fue en la Ciudad de México, donde las autoridades compraron 243 respiradores artificiales por más de 652.5 millones de pesos, lo que equivale a que cada uno salió en 2.6 millones de pesos.

Mientras, en Sonora, la delegación del IMSS en el estado obtuvo 65 respiradores artificiales por 81.44 millones de pesos a dos empresas.

#TúQuéDices?