Economía: tropezón del año

El primer año de la administración de AMLO ha traído estancamiento de la economía, así como desgaste con el sector privado.

El Producto Interno Bruto está estancado y su componente de actividades secundarias, correspondiente a la industria, en franca recesión, con una disminución de 1.8% para el tercer trimestre de 2019 respecto al mismo periodo del año anterior.

El sector privado ha perdido confianza ante decisiones polémicas del gobierno, como la cancelación de la construcción el Aeropuerto en TexcocoI, la renegociación de contratos de obras comprometidas o los recortes en el gasto público en infraestructura. Como consecuencia de esta incertidumbre, la inversión tanto nacional como extranjera ha registrado caídas.

Adicionalmente, no se han priorizado acciones y políticas para reactivar y fortalecer los detonadores del crecimiento económico, como el gasto público en infraestructura, la inversión en bienes de capital o la construcción, mismos que son fundamentales para romper el ciclo vicioso en el que se ha caído.Consecuentemente, se han presentado diversos impactos que agravan la situación, como la disminución en la recaudación y en la creación de empleos, así como el estancamiento del consumo privado, afectando el bienestar de la población y la c apacidad del gobierno para reactivar al país.

#TÚQUÉDICES?