#TÚQUÉDICES Aqueja a embajadas incertidumbre energética

Representantes de Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá, España, Inglaterra, Francia, Países Bajos, Italia y Alemania en México se reunieron en privado para discutir sus preocupaciones derivadas de la incertidumbre jurídica y la falta de reglas en la política energética mexicana.

La ruptura de Andrés Manuel López Obrador con la política energética del gobierno anterior preocupa a las economías que usualmente representan las mayores inversiones extranjeras en México.

El año pasado, el actual gobierno molestó a algunos países al amenazar con no respetar contratos valuados en 12 mil millones de dólares acordados en la administración de Peña Nieto para la construcción de una cadena de gasoductos, con el argumento de que estafaron a los contribuyentes. 

De acuerdo con Coparmex la preocupación principal radica en el constante cuestionamiento de contratos del Gobierno Federal en el sexenio anterior con compañías extranjeras, bajo el argumento de que fueron ventajosos para dichas empresas y que dañan la economía nacional.

Por lo que para el sector patronal, la falta de respeto a dichos contratos y la solicitud de un arbitraje internacional están minando la confianza de la inversión.

El actual Gobierno Federal centra su política energética en fortalecer a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad, tomándolos como un eje de la soberanía nacional, pero pone obstáculos a los permisos actuales y a los nuevos para las compañías privadas.

Ante esto, los representantes de Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y los seis países europeos analizaron cuál sería la mejor forma en la que deberían comunicar sus quejas al mandatario mexicano sin que sienta que se le está presionando y opte por un enfoque más rígido.

Te recomendamos leer esto:  Afianza la CRE a Pemex como monopolio

Por ello están recurriendo a sus respectivas embajadas para que sean el conducto para subir está problemática a nivel diplomático, ya que la presente administración ha implementado una política hostil contra el capital privado, aunado a que las organizaciones empresariales no han podido incidir en dicha gestión. Coparmex considera que la política energética impulsada por López Obrador ha contribuido directamente a la desaceleración de la economía, al generar incertidumbre y obstaculizar nuevas inversiones millonarias, mismas que aportarían los puntos porcentuales faltantes a la economía nacional.

#TÚQÚEDICES?