Las lecciones del caso Bartlett

México necesita órganos autónomos que detecten, investiguen y sancionen la corrupción en los distintos órdenes de gobierno, para evitar que se dependa de la voluntad del Presidente en turno o de cualquier otra persona para que se cumpla la ley, opinó Max Kaiser, presidente de la Comisión Anticorrupción de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Recordó que hace algunas semanas se dio a conocer que el actual titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett había escondido de su declaración patrimonial 23 bienes inmuebles y 12 empresas y el funcionario sigue en su cargo.

En tanto que otros servidores públicos, señalados por  el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dejan sus cargos de manera inmediata.

Kaiser destacó que el caso Bartlett no debe quedar en el olvido, porque es un claro ejemplo de la necesidad de contar con un sistema anticorrupción nacional, completo y autónomo.

#OPINAENDICES