Hablando de Gritos

Por Lázaro Ríos

El Presidente López Obrador Gritó ante el Zócalo sus veinte Vivas y serenó a las redes sociales. 

Los feligreses de la 4T aplaudieron a rabiar y los críticos severos de AMLO le reconocieron serio y hasta conciliador. 

En resumen… salió bueno pa´l Grito.

La paz en el Cyberespacio duró unas cuantas horas. Y De nuevo regresaron los ataques personales, el desmenuzar las Vivas, el acarreo y la revelación del pachangón en lo obscurito del Palacio.

Y del otro lado, la festiva opinión de los amantes de la 4T, sacando jugo a la exitosa actuación del Líder único. 

Pero hablando de gritos, los que son unos Cracks para gritar con voz, marchas y plantones son los maestros de El CNTE.

Hace días, bloquearon el Congreso, alzaron la voz, AMLO los recibió en Palacio y les concedió TODO; y ambos lograron tirar la REFORMA EDUCATIVA conseguida por la Sociedad Civil y el Gobierno de Peña. 

REFORMA de seguro perfectible y que ponía en primera línea la profesionalización de los maestros, al otorgar las plazas por concurso y la evaluación de docentes.

En meses, pasamos de concurso y evaluación a otorgar las plazas a normalistas, solo por el privilegio de serlo y eliminar, sí eliminar, la evaluación del proceso de desarrollo de los maestros.

La disidente CNTE con representación de no más del 10% de maestros y presencia real en solo 5 estados de la República tiró la Reforma a punto de Gritos, Plantones, marchas y con el beneplácito del Presidente.

Y ahora están de nuevo con la alta posibilidad de tener TODO el poder de colocar maestros frente a un salón de niños.

Los gritos de la Coordinadora sin el contrapeso firme de los legisladores y la Sociedad Civil pueden prevalecer, hacernos retroceder y dejar sin esperanza a los niños.

El Grito de AMLO dio una bocanada de aire fresco, mientras que los gritos, amenazas, paros y bloqueos del CNTE están a punto de darle en la torre a la educación básica en México.

#OPINAENDICES