#MAROMA Raudos con Bolivia, pasmados con Venezuela

En múltiples ocasiones el presidente Andrés Manuel López Obrador habló sobre la abdicación de Evo Morales como presidente de dicho país y hasta dijo que el boliviano fue “víctima de un golpe de Estado; ahora que en Venezuela se intensifica la crisis política y social, el mandatario ha optado por quedarse callado. 

El domingo pasado, en Venezuela, en una sesión legisladores afines al mandatario Nicolás Maduro eligieron al chavista Luis Parra Mesa como presidente de la Mesa Directiva de la Asamblea Nacional; mientras, militares armados impidieron el acceso a ésta a políticos de oposición, entre ellos a Juan Guaidó. Con ello, el mandatario venezolano mantiene el control del poder legislativo.

En tanto, Guaidó llamó a una sesión en la sede del diario El Nacional– considerado uno de los periódicos opositores al gobierno de Maduro- donde fue ratificado por la mayoría opositora legislativa como jefe de la Asamblea Nacional y presidente encargado en Venezuela. 

Pese a esta situación, ni el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ni el canciller Marcelo Ebrard han hecho alguna declaración sobre la posición de México. 

El único pronunciamiento que se hizo fue a través de la cuenta de Twitter de la Secretaría de Relaciones de Exteriores. 

“México hace votos para que la Asamblea Nacional de Venezuela pueda elegir democráticamente su Junta Directiva conforme al proceso establecido en la Constitución de ese país hermano. El legítimo funcionamiento del Poder Legislativo es pilar inviolable de las democracias”, escribió la cancillería. 

En distintas ocasiones ha sido cuestionado López Obrador sobre su postura ante el conflicto político, social y económico que hay en Venezuela, pero el mandatario mexicano siempre ha respondido que México no intervendrá.

Te recomendamos leer esto:  Las consultas a modo de AMLO

“Apego a nuestra Constitución, no intervención y autodeterminación de los pueblos, y solución pacífica en los conflictos. No intervenir en estos casos. Es muy clara nuestra postura”, respondió el 30 de abril de 2019 al ser cuestionado sobre las manifestaciones que se realizan en Venezuela contra el gobierno de Maduro. 

Sin embargo, eso no pasó con Bolivia. Un día después de que Evo Morales abdicó a la presidencia de su país tras haber sido solicitada por las fuerzas armadas, el presidente reconoció la acción del boliviano y Ebrard informó que México ofreció asilo al político.

 “Desde ayer expresé mi reconocimiento al presidente Evo Morales, porque prefirió renunciar a exponer la vida de sus conciudadanos. Eso es muy importante”, dijo López Obrador. 

Desde ahí, en múltiples ocasiones el tabasqueño ha hablado sobre la política en Bolivia. 

#MAROMA