#ESNETA Cuando AMLO acusa…

Andrés Manuel López Obrador lanza acusaciones a diestra y siniestra, sin precisar quienes son los culpables, aunado a que carece de pruebas. Entre una mafia existente, sabotajes, respaldos políticos y moches explica estrategias cuestionables. 

El 23 de enero del 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador derivado de protestas de papás con hijos que tienen cáncer, informó que no hay desabasto en los medicamentos para tratar dicha enfermedad, a pesar de que hay escasez mundial, asimismo, dijo era una reacción de la mafia, misma que robaba medicamentos.

“Estamos ante una reacción -no estoy hablando de los padres y de los niños- de una mafia que existía y que se dedicaban a robar y se les acabó el negocio, y la reacción es la que estamos enfrentando”.

Por lo que el mandatario señaló a los directores de hospitales, mismos que pertenecen a su administración.

En el caso del robo del petróleo y derivados, el 20 de enero de 2020, AMLO comentó que podría ser un sabotaje por parte de los competidores de PEMEX, puntualizó que el propósito era acabar con las paraestatales de energía y electricidad, sin señalar a quiénes, pero que será investigado.

“El propósito era acabar con Pemex y con la Comisión Federal de Electricidad, y entregar todo el mercado de las gasolinas, del diésel, del gas, de la energía eléctrica a particulares”, afirmó el mandatario.

El 12 de septiembre del 2019, en referencia a la búsqueda de un acto de inconstitucionalidad en el Senado por parte del PAN, MC y PRD en cuanto a la tipificación de facturas falsas como crimen organizado, Andrés Manuel comentó que con anterioridad tenían respaldo político.

Te recomendamos leer esto:  Incomodan a AMLO críticas por feminicidios

“Eso de las facturas falsas empezó hace unos años y proliferó en el país. Y desde luego todas estas cosas fueron protegidas, es decir, había respaldo político”, aseveró.

Cuando López Obrador decidió la eliminación de recursos para guarderías y asociaciones civiles, 13 de febrero de 2019, informó que el dinero no llegaba a su destino o llegaba con moche, por lo cual lo entregaría directamente a los beneficiarios. 

“Sí se disponía que se apoyara y el dinero o no llegaba o llegaba con moche; como se dice coloquialmente, se quedaba en el camino”, dijo.

Sin señalar a quienes, faltantes de identidades, datos, información, ni pruebas, pero sí con múltiples acusaciones es como Andrés Manuel justifica decisiones en su administración.  

#ESNETA?