CONABIO, en peligro de extinción

El titular de Semarnat, Victor Toledo, reveló que la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) será un organismo público desconcentrado.

La declaración a un medio nacional detonó la reacción de la comunidad científica, ya que el cambio de fideicomiso público-privado a órgano desconcentrado pondría a la institución en vías de extinción.

Jorge Soberón, ex secretario ejecutivo de CONABIO, aseguró que Toledo decidió eliminar las dos características que han permitido el desempeño del organismo durante 30 años: su independencia política y su autonomía de financiamiento.

En un comunicado, Toledo argumenta que la CONABIO “arrastra una situación anómala o excepcional” y los ajustes buscan atender una recomendación de 2013 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Agregó que se negocia con los directivos el futuro de la institución: la transformación a organismo público desconcentrado o descentralizado; la supresión del Fideicomiso Privado-Público; y la transferencia de 35 millones de pesos para “paliar su precaria situación”.

Sin embargo, existe una gran diferencia entre un órgano desconcentrado y uno descentralizado, éste sí tiene autonomía de su patrimonio y personalidad jurídica. 

Toledo omite que la recomendación de la ASF sugiere “descentralizar manteniendo patrimonio y personalidad jurídica propia”, y no desconcentrar.

Además, la “ayuda” presupuestal ofrecida no representa ni el 15% de los 250 millones de pesos que en promedio aportaba el Gobierno Federal en años anteriores a dicha institución

#ESNETA?