Amparos son derechos, no chicanadas

Ni chicanada ni sabotaje legal. El amparo es una herramienta de defensa que tiene cualquier ciudadano para protegerse de leyes o decisiones de cualquier autoridad, ya sea de un funcionario o hasta el Presidente.

Los ciudadanos pueden pedir esta protección cuando considera que la autoridad violenta sus derechos. Por ejemplo, en los 147 amparos contra la construcción del aeropuerto en la base militar de Santa Lucía, los ciudadanos organizados solicitaron amparos porque consideran que el gobierno no hace uso eficiente del dinero público (artículo 134 de la Constitución).

Este recurso legal es casi tan viejo como la Independencia Mexicana; el primero se interpuso en 1849. Sin esta protección jurídica los ciudadanos no tendrían manera de protegerse contra cualquier acto de una autoridad en contra de sus derechos fundamentales. #UNDETALLITO